La vida de Lorenzo Odone, un niño que desarrolla una extraña enfermedad y que acaba curándose gracias a la ingesta de aceite de oliva, es el hilo argumental de El aceite de la vida, la película que en 1992 protagonizaron Susan Sarandon y Nick Nolte encarnando a unos inmigrantes italianos que llegaron a Estados Unidos. La historia, basada en hechos reales, casi fue premonitoria de lo que las investigaciones científicas han desvelado en años posteriores: las propiedades saludables del oro líquido, elemento central de la Dieta Mediterránea. Leer más